Películas Reviews

Hotel Transylvania 4: Un cierre pobre para una gran franquicia – Review

En un intento apresurado por acabar con una gran franquicia, Sony Pictures Animation entrega un producto mal hecho y que solo busca cumplir con una moraleja políticamente correcta.

En 2012, Sony Pictures Animation presentaba “Hotel Transylvania”, una película que de forma inesperada diez años después generaría una de las franquicias más importantes del estudio. Desafortunadamente al igual que con muchos de los personajes más memorables del cine, el dinero le ganó a la creatividad y lo convirtieron en un producto más al cual explotar.

En esta cuarta y última ocasión vemos cómo el nuevo y misterioso invento de Van Helsing transforma a Drac y sus amigos en humanos, y a Johnny en un monstruo. Con sus nuevos cuerpos, Drac y la manada deben encontrar la manera de revertirlo antes de que se se vuelva permanente.

Imagen cortesía de Sony Pictures Animation

Luego de haber desarrollado a mi largo de tres películas a estos personajes de forma exitosa, en esta ocasión se ve y se siente la ausencia de Adam Sandler, quien a pesar de casi no tener participación a la hora de hacer el guión, su humor era parte fundamental de la trama, en cambio, vemos todo el sello de Selena Gomez al incluir muchísimas referencias a Latinoamérica (O Sudamérica, porque para Hollywood todo lo que está abajo de México es igual) desde referencias visuales hasta fragmentos en español e incluso el tema principal con estrofas cantadas en español. Nose si tengan más impacto últimamente con el público hispano o cuál sea la cuestión aquí, pero últimamente vemos muchas referencias a la cultura latina tanto en cine y música, como en la misma televisión estadounidense.

Afortunadamente en esta ocasión no se eliminaron escenas a última hora como en su antecesora, que incluía ciertos momentos en los trailers que al ver el resultado final ya no aparecían e incluso había escenas mal editadas. Ese tipo de errores fueron corregidos en esta ocasión y no era para menos, puesto que la película lleva un año en la fila esperando poder salir, y aunque no salió como se tenía previsto en un inicio (en cines) el público para el que va dirigida no estaba listo para recibirla en una gran pantalla, puesto que la pandemia sigue vigente y lo que menos quieren muchos padres es llevar a sus hijos a un lugar donde su salud corra peligro.

Imagen cortesía de Sony Pictures Animation

Una película que daba trama para dos

¿Qué estarían pensando Todd Durham, Genndy Tartakovsky y Amos Vernon al escribir el guión? Tal vez se sintieron muy presionados de saber que será la última parte y ya te iban ellos planeada una más, puesto que la trama fácilmente daba contenido para una quinta película, sin embargo acaban sencillito y rapidito con una transición de “Un año después”, con eso arreglan las cosas y se libran de complicaciones, ah porque eso sí, cuando solucionan una de sus dos principales problemáticas, se expanden y meten su rollo motivacional de aprender a dejar ir las cosas y todo eso, pero cuando tienen que solucionar el segundo problema, con un berrinche de Drac acaban sin tanto rollo.

Al hacerla tan breve y no querer exprimir más de la trama dejan abierta la posibilidad de que uno piense que acabaron a las prisas y sin tanto rollo, solo por cumplir que era cuatro películas y ya sin pena ni gloria, un producto similar a lo que llegó a hacer Disney durante su mala racha que sacaba secuelas en masa que se entrenaron en formato físico directamente.

Imagen cortesía de Sony Pictures Animation

Personajes dejados en el olvido

Tras haber explorado en entregas anteriores más a fondo a toda la pandilla, al grado de incluir a la novia de Griffin y Wayne, aquí tenemos a todos prácticamente de regulares, enfocando todos lo posible en Drac, Mavis, Jonathan y Ericka, porque ni Dennis tiene participación (de hecho, el tiene mucho menos participación que en cualquiera de las dos anteriores película), y ni que decir de su tradicional cameo de una celebridad estadounidense el cual en esta ocasión corrió a cargo del streamer Ninja quien de una forma casi irónica solo aparece unos 5 minutos a lo mucho, ni Stan Lee tenía cameos tan cortos en sus películas.

¡¡¿Quien diseñó las versiones humanas?!!

Que tan difícil era ver algunos fan mades que hay de los personajes como humanos, ninguno va acorde a lo que suelen representar, como es posible que aquel soltero codiciado del cual muchas chavas esperaban ver un galán o por lo menos alguien coquetón, lo convierten en un sujeto con mala facha que aparece sacado de lo más bajo de la sociedad estadounidense. Ah pero eso sí, Frankestein resulta que es un galán, ese personaje que con su torpeza daba chispa a la historia, ahora tiene facha de mirrey de Polanco odioso e insoportable.

Ningún personaje es lo que todos esperaban, ninguno… Bueno, tal vez Drac si… Pero los demás no, un detalle que si hubieran tomado en cuenta o hubieran investigo lo que querían los fans, pudiera haber hecho de la hora y media que dura algo más ameno, pero bueno, lo hecho, hecho está.

Imagen cortesía de Sony Pictures Animation

En conclusión, “Hotel Transylvania: Transformania” es un cierre forzado y sacado de la manga con el puro afán de acabar con una de las franquicias más importantes de Sony. Un intento chafa y miserable de querer hacer algo políticamente correcto dejando de lado la búsqueda de un producto aspirante a premios.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s