Películas Reviews

Lightyear: La importancia de valorar el tiempo – Review

A lo largo de casi dos horas, Lightyear nos lleva a viajar por el espacio mientras reflexionamos sobre el tiempo que pasamos con nuestros seres queridos.

En 1995, Pixar presentaba “Toy Story”, una obra maestra de la animación que cambio para siempre la forma de crear historias para la gran pantalla, una historia que más de 25 años después nos sigue acompañando independientemente de sus tres continuaciones (y de que la segunda es mejor), una historia que trajo a nuestras vidas una serie de personajes que han logrado permanecer en los corazones de sus fans tanto de antaño como los que siguen llegando a este universo, una historia que hoy se desglosa de una forma que posiblemente no veíamos venir, pero que muchos esperábamos con ansias.

En Lightyear seguiremos la historia del origen de Buzz Lightyear, el héroe que inspiró el juguete, y que nos da a conocer al legendario Guardián Espacial que acabaría contando con generaciones de fans.

Cómo bien lo marca su título, la película explora los orígenes de Lightyear, bueno, al menos el origen del personaje-juguete en Toy Story, destacando que hay más que solo una figura de acción en él y que es posible crear un universo dentro de otro. Mantienen una estética similar a muchas películas de viajes espaciales, con tonos azulados cómo “Alien” y a la vez anaranjados cómo “Misión Rescate” rindiendo un pequeño, pero merecido homenaje a esos clásicos de ciencia ficción que hoy en día forman parte de la historia del cine, dejando ver así que está película además de ampliar el universo de Toy Story, también busca crear un poco de nostalgia en todos aquellos que tuvieron un juguete o artículos especial que surgió por una película, como es el caso de Star Wars.

Imagen cortesía de Disney Pixar

A lo largo de sus casi dos horas nos invitan a valorar el tiempo con nuestros seres queridos, mientras reflexionamos sobre todo lo que podríamos perder al no saberlo invertir, desde un momento hasta una vida entera. De una forma extremista nos dejan ver cómo no sabemos valorar el tiempo con nuestros seres queridos debido a la obsesión con buscar la perfección ante todo o por enfocarnos en cosas tan absurdas como un trabajo o un reto. El tiempo es más que oro y eso se representa a la perfección en Lightyear.

Mucho ruido, pocas nueces

Te entiendo Buzz,si yo tuviera ese inútil y torpe equipo también me hubiera puesto a salvar el mundo solo. Y no es para menos, ya que de los tres no haces uno, que si la astrofobia, o su desesperante deseo por usar una pluma, o la libertad condicional que todos sabemos que ya no importa de nada. Detallitos que afectan muchísimo la trama convirtiendo la segunda mitad de la película en un desesperante intento por decir ‘todos pueden salvar el mundo, aunque no sirvas de nada y solo estés estorbando’, porque si, es más que obvio que Buzz hace todo, y aunque intenta trabajar en equipo este trío casi no hace nada, de milagro salen vivos de los problemas.

Imagen cortesía de Disney Pixar

De la serie ya ni platicamos ¿Verdad?

Si tú cómo yo creciste viendo Disney Channel sabrás que a principios de los 2000’s hubo una serie animada dónde veíamos a Buzz combatiendo junto a unos marcianos en su nave. Bueno, déjame decirte que todo eso aquí no importa, porque lo que más buscaban era hacer un ancla para nuevas generaciones que empezarán desde cero a conocer un personaje que más que para niños ya es un ídolo de adultos o teenagers, pero bueno, démosle chance a las nuevas generaciones de ver lo que era bueno. Porque es más que evidente que si le va bien a esta película habrá una secuela posteriormente.

No mi ciela, no te hará gay

A pesar de las mil y un controversias generadas por un simple y absurdo beso, es necesario decir que ese momento no es más que solo un minuto (bueno, tal vez más) que no pasa de unas cuantas frases y eso, un beso, nadamás. Tanto drama por 2 segundos, y lo peor del caso es que ni siquiera es como que se enfoquen en ese momento, es solo eso, UN MOMENTO.

Tanto se alteran por UN MOMENTO que no recuerdan que llevamos más de 20 años viendo personajes relativamente gays pero escondidos en el closet. Ah pero como ellos no se daban besos no importaban, UN BESO, no más, tanto drama por una cosa tan vaga de la que posiblemente ningún niño preste atención. Hay cosas peores en otras películas pero nadie habla de eso. Y no fuera el oloroso Pete acosando a dos Barbies porque ahí nadie dijo nada.

Imagen cortesía de Disney Pixar

Entendí esa referencia Zurg

Independiente de los tradicionales easter eggs, Lightyear conserva uno de los momentos clave de Toy Story al presentar a su antagonista, que si bien no es lo que muchos esperarían, si hacen varias referencias fieles a lo que se presentó hace más de 20 años, momentos que si bien los niños no notarán, los adultos si sabrán que eso formó parte de todo lo que hoy en día conocemos de Buzz. Incluso hay una referencia de Ralph, que estaría loquisimo ver convertida en un choque de mundos más allá de lo imaginado, dónde este personaje resulte ser algo más que una simple casualidad y se convierta en el ancla para concertar dos universos cinematográficos.

Un homenaje al cine de ciencia ficción de antaño.

Cómo ya mencionaba antes, este es un tributo a esa nostalgia que nos da el ver ya sea Star Wars, Alien o incluso Misión de Rescate; clásicos del cine de ciencia ficción que nos han hecho viajar al espacio exterior a través de una pantalla ya sea grande o chica, tomando la historia de este entrañable personaje como un estímulo para demostrar que Disney también puede hacernos viajar a otros planetas a través de sus historias.

Imagen cortesía de Disney Pixar

Todos necesitamos un Sox

Lo que pareciera ser un simple gato de compañía para muchos en la vida real podría significar un compañero ultra necesario, aquel que te aconseje, acompañe y te pregunté cómo estás sin esperar nada a cambio, lo que muchos quisiéramos tener en nuestras mascotas actuales. Un compañero que te ayude a superar los obstáculos así se necesiten 62 años para lograrlo.

En conclusión, Lightyear presenta el origen de uno de los personajes más emblemáticos de Pixar de una forma fresca y original mientras nos invita a reflexionar sobre como invertimos nuestro tiempo y cual importante es pasar más momentos con nuestros seres queridos.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s