Reviews Series

Stranger Things 4, Vol. 1: Una temporada más oscura y madura que las demás

La cuarta temporada de esta serie llega con una mayor escala en cuanto a terror y efectos especiales y prácticos, mostrando así una madurez en su contenido y calidad.

Pasaron casi 3 años desde que la tercera temporada llegó a Netflix, y desde entonces la angustia y desesperación por saber que había pasado con los personajes crecía más y más, incluso aún cuando nos enteramos que el final de la serie estaba más cerca de lo esperado, una serie que conquistó a toda una generación e incluso a un público en general que la convirtieron en una de las series más exitosas de la actualidad. Tres años resumidos en prácticamente un día entero de maratón.

Han pasado seis meses desde la batalla de Starcourt, que sembró el terror y la destrucción en Hawkins. La pandilla de amigos se separa por primera vez, y todos intentan recuperarse a pesar de los problemas en el instituto. En esta época en la que se sienten tan vulnerables, surge una nueva y terrorífica amenaza sobrenatural, todo un misterio que, si se llegara a resolver, acabaría con los horrores del Upside Down.

Está temporada además de ser mucho más larga con más de una hora en prácticamente todos sus episodios, tiene mucho más terror que cualquiera de las otras tres, marcando así una madurez tanto en los personajes como en la trama, dejando claro que la serie va creciendo junto a sus protagonistas y fans, incluso en cuestiones técnicas tales como efectos prácticos y especiales creando atmósferas mucho más extremas y realistas y momentos de pánico que se sienten totalmente reales.

Respeta la paleta de colores de siempre, con esa onda retro tan exitosa que plantearon desde un inicio con la pequeña diferencia de que hacen un experimento similar a una prueba final tomando lo mejor de sus temporadas anteriores y metiendolo en una licuadora creativa usando caracteres clave, bueno, al menos de la primera y tercera temporada.

Imagen cortesía de Netflix

Protagonistas olvidados

La historia se centra tanto en eleven, el Upside Down y los rusos, que dejan totalmente olvidados a Will y Mike en la segunda mitad, teniendo tan poco tiempo a cámara que resulta un tanto absurda su participación, y que decir de Amybeth McNulty quien se anunció con bombo y platillo como parte del elenco, y su participación solo se resume a un aproximado de 5 minutos, algo que deja con un sabor totalmente amargo aún más tomando en cuenta el sentido que tendrá su personaje en la trama. Y ahora que retomamos los proyectos científicos que le hacían a eleven, porque no retomar a Linnea Berthelsen como Kali Prasad u Ocho, un personaje totalmente infravalorado que podía dar muchísimo para la historia y su participación se resumió a solo tres episodios.

Algo inoportuno su estreno

A lo largo de los site capítulos se explora un momento demasiado crudo en la historia de Ce que implica a muchos niños muertos, un momento que particularmente podría relacionarse con los trágicos hechos que pasaron hace un par de días en Texas dónde realmente perdieron la vida muchos niños en manos de un loco armado, por lo que la serie podría ser algo incómoda para ese contexto así como hubiera sido en su momento Spiderman destruyendo las torres gemelas (dato real). Posiblemente si hubiera salido un par de semanas antes o después su estreno no hubiera tenido esa relación, pero nadie es profeta como para saber que algo así podía llegar a pasar justamente días antes de su llegada a Netflix.

Está bien sentir ansiedad y depresión

Sin duda en esta ocasión quien se lleva los aplausos es Sadie Sink interpretando a una Max llena de depresión y ansiedad tratando de lidiar con ello sola y manteniendo en secreto su sentir, sentimientos que muchos hemos experimentado en más de una ocasión y que al ver proyectados en una serie podemos saber que no estás solo y que es normal sentirse así, principalmente en el capítulo “Dear Billy” dónde deja salir sus sentimientos con total fluidez y nos muestran como sus verdaderos amigos son quienes están ahí para salvarla de ese agujero mortal con una canción que te haga sentir bien, sin esa carga que te atormenta y acompaña día con día.

Este capítulo además reflexiona sobre el luto por el que muchos suelen pasar y la falta que a veces suele tener el no expresar un simple “te quiero” o el acercase más a los nuestros para solucionar problemas del pasado, un capítulo lleno de sentimientos y una atmósfera particularmente mágica que genera una burbuja de sentimientos especial al recrear una de las escenas más importantes de la primer temporada con un sentido mucho más íntimo y significativo. Tus amigos no te abandonan, tus amigos siempre estarán ahí cuando los necesites, y cuando no estén ahí, eres libre de juzgar y reflexionar si de verdad son tus amigos o no.

Imagen cortesía de Netflix

Las mil y un historias sin fin

La trama constantemente se divide en 4 o 5 historias o momentos diferentes, desde eleven o Jane Hopper tratando de sobrevivir a la preparatoria y la ansiedad y depresión de Max, hasta Hopper tratando de escapar de los rusos o Joyce y Murray siendo secuestrados por otro ruso. Muchas historias de las cuales algunas quedan a la mitad. Mientras, como en las temporadas anteriores, seguimos teniendo personajes que parece que tendrán mayor importancia, quedando en segundo plano o incluso en el olvido, pareciendo un cameo o algo peor. Hay extras con más participación que muchos de estos personajes.

Y hablando de estos personajes nuevos, como es posible que presenten tantos personajes nuevos y algunos regresos, y los terminen dejando en segundo plano e incluso en el olvido a los primeros 15 minutos, ah pero eso sí, el nuevo y extremadamente tonto amigo de Jonathan tiene mucha más participación a pesar de manejar una atmósfera demasiado sosa e incluso xenofóbica proyectando a los latinos (o por lo menos mexicanos) como mariguanos hippies.

Desde la temporada anterior empezaban a dejar claro que la sexualidad de algunos personajes iba a ser pieza clave en la trama como una forma de incluir a ciertas minorías, vaya error, porque si solo pensabas mencionarlo una o dos veces mejor ni lo digas, déjalo como un secreto o que solo sea como un pequeño guiño a algo que se venía planteando desde el inicio (recordemos que los bullys lo molestaban por ser ‘rarito’ ).

Imagen cortesía de Netflix

Victor Creel, Vecna y sus referencias a un icono del terror

Sin duda Robert Englund es y será uno de los más importantes iconos del terror clásico tras haber dado vida a Freddy Krueger, personaje que lo catapultó a la fama mundial y que lo ha convertido en un referente del terror y la cultura pop. Tal es así que los hermanos Duffer y Shawn Levy le hicieron algún tipo de homenaje con esta temporada al incluirlo tanto en su elenco como en la creación de un personaje que obviamente todos los que llegamos a ver alguna vez “Nightmare On Elm Street” sabemos a quien hace referencia.

En conclusión, la primera parte de la cuarta temporada de “Stranger Things” tiene una esencia mucho más oscura y madura que las anteriores marcando una evolución de gran escala tanto en los protagonistas como en la historia. Deja millones de cosas pendientes para el segundo volumen.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s