Películas Reseñas

El Stand De Los Besos 3: El Significado De Aprender A Decir Adiós – Reseña

Un compilado de todas las formas de pareja tóxica que puede haber.

En 2011, Beth Reekles publicaba en Wattpad una historia la cual sin darse cuenta un año después se convertiría en una de las trilogías de libros más exitosas de todos los tiempos. Lo mejor del caso fue que 5 años después Netflix la buscaría para convertir esos versos en una realidad a partir de una película que de un momento a otro se convirtió en la más exitosa de Netflix (por un tiempo) a tal grado de convertirse en la primera película de esta plataforma en tener una secuela. Estamos a casi 10 años del momento en el que Beth conquistó a miles de lectores, y con ello también llega el final de esta trilogía de películas que nunca se imagino ver.

En “El Stand De Los Besos 3” seguiremos viendo a Elle Evans en su último verano antes de entrar a la universidad. Ahora, con mil y un cosas en la cabeza, deberá elegir a qué escuela asistirá y a quien dejara de lado, a su mejor amigo o al amor de su vida. Esto mientras una serie de conflictos extras se van incrementando y el deseo por tener el verano más épico de su vida sigue latiendo más y más.

Imagen cortesía de Netflix

La película inicia tal y como se grabó… Inmediatamente después de que acaba la segunda parte… Dando un breve resumen de lo que hicieron en sus primeras semanas de vacaciones Elle y Noah, tan breve que no dura ni 10 minutos por lo que se deja de lado ese aspecto y se avanza a una trama relativamente distinta aunque con los mismo personajes.

Se mantiene esa atmósfera que mezcla la comedia con romanticismo y una pequeña gran porción de relación tóxica solo que ahora empieza a dejar de lado esa sensación de amor puberto para darle más seriedad a la cosa. Desde que vemos como obtienen un trabajo hasta la forma en la que tiene que tomar sus propias decisiones evaluando lo que sucederá en torno a lo que escojan.

Si bien muchos son fans de esta película por ‘la trama’ (guiño guiño) es más que evidente que la amistad entre Elle y Lee y la relación entre ella y Noah son de lo más tóxico, niveles exhorbitantes que todo mundo debería decir ¡Amiga date cuenta! Aunque Elle no se queda atrás sintiéndose el centro del universo en cada escena que tiene… Si, ok, es la protagonista de la película; pero eso no es pretexto para que el personaje sienta que todo debe girar alrededor suyo afectando hasta a su propio padre que se sacrifica día a día por ella y su hermano sin esperar nada a cambio.

Imagen cortesía de Netflix

En los aspectos más cinéfilos no nos podemos poner muy exigentes, ya que no es un producto que busque un Oscar (bueno, eso creo) y en lo que menos se preocupan es en tener una cinematografía o VFX de primera; se enfocan tanto en mantener la trama tóxica que dejan todo lo demás de largo, hasta los aspectos lógicos ¡¡Por Dios, como es que juegan Mario Kart en un Xbox!!… ¿Acaso me quieren ver la cara de tonto?

Eso sí, ahhh como llora Elle, que si se separa de Noah, que si la pieza del Monopoly. Para todo hace drama, además… ¡¡Quien en su sano juicio duda de entrar a Harvard!!… Eso no lo duda mi Obama.

Hablando del VFX, ¿Que les cuesta esforzarse en ocultar un poquito mejor la green screen, aunque sea con más filtros pero que sean más discretos, hasta parece un sketch de Saturday Night Live.

Imagen cortesía de Netflix

La historia en general trata de mostrarnos el significado de aprender a decir adiós, no un adiós permanente, pero si a aceptar que nadie estará con nosotros por siempre ya que todos debemos tomar caminos diferentes en esta vida. Aceptar que en algún momento tendremos que alejarnos de nuestros seres queridos para poder cumplir nuestros sueños, aunque no sea de por vida. Esa lección es la que no aprende Lee, quien se enfrasca en querer a Elle y si novia con él todo el tiempo como si solo importara él y nadie más.

Mucho se ha dicho de que es la última parte de la franquicia pero, ¿De verdad es la última parte?, porque el final dice algo muy diferente a eso, ya que nos abre puerta a pensar que podríamos ver más de estos personajes en un futuro próximo. Talvez en cinco años (guiño guiño)

Hablando del final…. ¡¡Que final tan más malo!!… Todo lo que hacen a lo largo de casi dos horas se resume a nada, un cambio de tuerca total que te dejará con el ojo cuadrado y un conflicto entre lo que pasó y que puede pasar.

En conclusión, “El Stand De Los Besos 3” nos enseña a aprender a dejar atrás el pasado para caminar hacia el futuro, aunque esté futuro implique no estar con quienes queremos por siempre. Un final relativamente abierto que da la oportunidad al desarrollo de más historias en torno a esta franquicia.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s