La Visita: Lo que pasa en el depa, se queda en depa – Reseña

Estos últimos años hemos visto surgir grandes cineastas en México y otras partes del mundo, tal es el caso de Ana Mancera, quien tras haber concluido su cortometraje “Tratando a Lola” decidió tomar las riendas de su primer película creando así junto a Manuel Caballero “La Visita”.

La película sigue la historia de Alicia y Enrique, una pareja de casados quienes a pesar de ser jóvenes son muy distantes entre ellos, por lo que su frágil relación se ve amenazada cuando Carlota, una antigua amiga de Alicia, llega de visita a su casa por unas semanas. Enrique deberá lidiar con el deseo sexual que nace en él, a consecuencia de un juego -muy obvio- de seducción por parte de Carlota.

La película maneja casi en su totalidad tonalidades frías y grisáceas que son parte fundamental de muchas producciones mexicanas, con un elenco muy particular que si bien en su mayoría ya tienen una larga trayectoria cinematográfica, siguen siendo poco conocidos dado que no ha tenido la visibilidad que se merecen. Manejan encuadres, paneos y transiciones elaborados a la medida y con la intención de se que te sientas sumergido dentro de la trama de un modo más ajeno a los personajes, de momento somos un espía detrás de las paredes o cortinas, y al otro ya estamos prácticamente frente a ellos como si fuéramos el amigo incómodo del grupo.

Dada la peculiaridad de sus escenas eróticas no consideraría que es una película para cualquier público, ya que aún existe ese estigma de que el cine erótico no debe ser considerado algo digno de un público en general, sin embargo, Dada la delicadeza de sus escenas y acciones buen podría verla un adolescente o un anciano y no habría de que preocuparse, dado que no muestran nada de lo que no se presente en las últimas producciones populares que se han presentado tanto en televisión como en la gran pantalla. No es 50 sombras, pero tampoco son unos santos.

Se explora la sexualidad desde el género fluido el cual consiste en mostrar a personas que no se identifican ni cómo homosexuales ni heterosexuales, sino que circula entre ambas vertientes explorando sus gustos y placeres de un modo más abierto.

Cómo bien lo dice su nombre, la historia se desarrolla en torno a una visita incómoda que llega a cambiar por completo la relación entre Alicia y Enrique, una historia que no siempre está alejada de la realidad ya que todos hemos te dió esa experiencia de recibir en nuestros hogares a personas que vienen a cambiar nuestra rutina casi en su totalidad, aunque no necesariamente como se muestra durante los 80 minutos que dura la película.

A lo largo de la película vemos prácticamente solo a los tres protagonistas, salvó por algunas escenas en las que interactuan con terceros, sin embargo tanto el cast como la producción son muy pequeños, dado que es una producción independiente que se realizó sin estímulos fiscales adicionales.

Un aspecto curioso es es queda es la primera ver qué Mariano Palacios hace un drama después de muchas, pero muchas, comedias románticas.

En conclusión, “La Visita” es un drama que explora la sexualidad desde el género fluido mientras se lidia con los cambios que un tercero puede generar. Una historia breve, pero concisa.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s