Películas

Moxie: Una Carta de Amor al Empoderamiento Femenino – Reseña

En conclusión: "Moxie" es una carta de amor al feminismo que busca representar a un sector de la sociedad que merece ser escuchado. "Mi cuerpo es un templo y así debe ser tratado".

En una época donde el ¡Ya Basta! Es el pan de cada día, y donde las denuncias por abuso sexual empiezan a tener resultados, llega “Moxie”, una película que busca decirles a todas las chicas que NO ESTÁN SOLAS y que está bien gritar para aliviar la ira.

Esta película nos presenta a Vivian, una chica harta del status quo sexista y tóxico de su escuela secundaria, una tímida joven de 16 años se inspira en el pasado rebelde de su madre y publica de forma anónima una revista que desencadena una revolución de furor en toda la escuela.

Imagen cortesía de Netflix

Manejan tomas magníficas, combinando a los personajes a modo de transición, incluyéndolos dentro de la trama aplicando una cinematografía que nos hace uno más de la historia, no un simple observador. La música está muy bien seleccionada, te motiva a querer iniciar una revolución y convierten a las canciones en parte fundamental de la historia.

Nos hacen ver que algunos de los problemas que como sociedad pensamos que son exclusivos de nuestro país también pueden ocurrir en otros lados, a lo mejor con un contexto o impulso distinto, pero suceden, desde el machito que interrumpe a una mujer, hasta el maestro que ignora los problemas de sus alumnos para ‘no verse afectado’. Te recuerda a ese profesor (o profesores) que todos sabían que era un… Desgraciado… pero que las mujeres tenía miedo de denunciar por miedo a que no se les escuchara.

Cuando recién la empezás a ver, lo primero no tiene un sentido muy lógico dentro de la historia, pero mientras más la vez y analistas la historia, descubres lo significativa que es tanto en la historia como para quien se sienta identificada

Imagen cortesía de Netflix

Mitchell es el eterno reflejo del macho de todas las sociedades, el muchacho que se siente dios aunque todos lo detestan, y que le gusta victimizarme a pesar de que él bien sabe que es el villano (cualquier parecido con Vicente Fernández es mera coincidencia). Cada momento en el que aparece deseas golpearlo o por lo menos decirle sus verdades. Es un antagonista que a pesar de no tener mucha participación en la historia, genera impotencia en cada una de sus apariciones. Y ni digamos de la directora, la ‘profesora ejemplar’ que le gusta evadir los problemas de su escuela ya que ‘son en redes sociales’, ah pero cuando se ve afectada ahí sí intercede y busca justicia, bueno, justicia para ella.

Alguien con quien yo no congenio es con Seth Acosta, personaje interpretado por Nico Hiraga. Si, ok, tratas de mostrar tu apoyo a las mujeres, pero dude, es su batalla, no seas metiche, pareciera que solo quiere atraer la atención de a ‘Mirame, mirame, las apoyo’ y simplemente no va… Bueno, a no ser que así apareciera en el libro, que si sí….. ¿Como por qué hacer un personaje de así?

Vivian empieza bien mostrando el hartazgo que tiene más de una mujer hoy en día y como se empodera y busca justicia de un modo epicamente perfecto. Peeeero… Tenía que hecharse a perder en la problemática, sintiéndose la víctima de todo aunque las cosas no sean así…. ¿Que tiene que ver el patriarcado con que su mamá tenga novio?…. ¿Y su papá que?…. Ok, no pasa navidad con ella… ¿Y luego?… Simplemente hacen comentarios al aire que no tienen importancia dentro de la historia y que no se profundizan en ningún momento. Tenía todo para convertirse en un icono del feminismo moderno y lo hecha a perder haciéndose la emo.

Imagen cortesía de Netflix

Hasta cierto punto Claudia es uno de los mejores personajes dentro de la historia, ya que representa a todas esas chicas que quieren gritar ¡Basta!, Pero que no pueden porque en su familia no es bien visto y tienen que acatar esas reglas. Una chica que si bien tiene miedo a las represalias, trata de hacer todo por la vía legal aunque esto resulte contraproducente.

Emma debería de ser de esos peros antes centrales de la historia que marcan a una generación, y termina en un ok to medio bajo haciendo un comentario fuerte y ya, esa es toda su aportación a la historia, cuando este comentario debería de tomarse con mayor impacto y de manera directa para que las personas que pasaron o pasan por algo así se sientan identificadas.

¿Que onda con los tonos neón? Desde Euphoria he notado que la mayoría de las películas y series juveniles explotan al máximo este recurso, manejando una estética tipo Tumblr y Aesthetic que vemos constantemente en las fotos de Instagram de los últimos tiempos.

Un dato importante es que Amy Poehler además de interpretar a la mamá de Vivian, aunque si bien ya había dirigido capítulos para series anteriormente, nunca había estado detrás de una película, por lo que esta es su ópera prima de Amy.

Aunque el feminismo radical hoy en día divide la forma de pensar de muchos, aquí nos presentan una serie de actos que te hacen pensar ‘Hasta yo hubiera hecho eso’ desde que vez la incompetencia de la directora y la forma en la que evade todo el profesor, hasta los mismos alumnos que no aportan nada bueno a la sociedad.

Imagen cortesía de Netflix

En conclusión: “Moxie” es una carta de amor al feminismo que busca representar a un sector de la sociedad que merece ser escuchado. “Mi cuerpo es un templo y así debe ser tratado”.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s